Acechando desde las profundidades

Recientemente ha aparecido en los medios de comunicación la noticia de la grabación de un calamar gigante en el fondo marino, se trata sin duda de un hecho histórico, ya que es la primera vez que se consigue. Observando la imagen de este monstruo -en su sentido más literal- me he acordado de otro que narran las antiguas leyendas escandinavas. El Kraken. No voy a desvelar ahora los misterios de esta colosal criatura marina. Tanto el cine como la literatura se han ocupado con todo lujo de detalles. Si volvemos a la realidad, es más decepcionante. Aparte de numerosos relatos sobre encuentros y supuestos cadáveres, hasta el momento no hay una sola prueba científica de su existencia. Sin embargo la búsqueda apenas ha comenzado. En realidad sabemos más sobre el entorno de otros planetas del sistema solar que sobre las profundidades marinas de la Tierra. Hay que tener en cuenta que vivimos en un planeta donde el agua cubre tres cuartas partes de la superficie. Todavía queda mucho por explorar. Los insondables fondos abisales acogen una curiosa fauna con una apariencia monstruosa en su mayoría. Los animales investigados continúan siendo unos auténticos desconocidos en cuanto a su comportamiento y se sospecha que tan sólo se ha descubierto una pequeña parte, ya que no dejan de encontrarse nuevas especies. Tal vez el Kraken se oculta entre ese inmenso resto. Como siempre, hay opiniones para todos los gustos, según el biólogo Eduardo Angulo: Para los criptozoólogos, si no se puede demostrar que algo no existe, es que existe. Para los científicos es al contrario, mientras no se demuestre que existe, es que no existe.

Acechando desde las profundidades

Anuncios

5 comentarios to “Acechando desde las profundidades”

  1. Nota: La criptozoología es la disciplina que estudia y busca hipotéticos animales denominados críptidos, extintos o desconocidos para la ciencia, pero presentes en la mitología y el folclore. Tal es el caso del Kraken, el Yeti o el Monstruo del lago Ness. Está considerada por la comunidad científica como una seudociencia.

  2. Totalmente de acuerdo, me temo que el fondo abisal es comparable en cierta medida con el cerebro humano, muy poco conocido y mucho por descubrir…
    Felicidades de nuevo por tu artículo..
    Saludos

    • Gracias, Dani. Realmente la ciencia se va topando cada día con nuevas respuestas, pero también con muchas más preguntas. La ruta del conocimiento es muy larga, quizás infinita.

  3. Me gustaría saber hasta cuando la ciencia va a seguir negando cosas que luego con el correr del tiempo una a una tiene que ir aceptando ? ¿ No se pierde credibilidad ante el ciudadano común ,que por el hecho de ser la ciencia con sus respetados científicos quienes niegan una cosa ,tampoco nosotros la creemos y luego vemos que la ciencia cambia su posición y termina aceptando el hecho ?

    • Realmente la ciencia siempre ha avanzado gracias al error, los científicos – como personas que también son – se equivocan constantemente y eso les obliga a replantearse sus hipótesis y teorías, de manera que en ciencia no se puede dar por sentado nada ni hay certezas absolutas, y es que en el camino del conocimiento un paso atrás puede suponer después un paso hacia adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: