El arte de concluir

Hace ya mucho un filósofo llamado Aristóteles sentenció que no todo término merece el nombre de fin, sino tan sólo el que es óptimo. Aunque no se refería concretamente a la literatura, es muy acertado como vamos a ver. En la novela no hay límite de espacio, de modo que el escritor tiene libertad total para desarrollar sus tramas y personajes, convirtiéndose estos en la base de la narración. Incluso puede permitirse algún que otro tropezón, ya que suele pasar inadvertido dentro del conjunto de lo que se cuenta. Si repasamos con lupa de crítico muchos de los grandes clásicos, es fácil encontrar toda clase de incoherencias. En cambio en el cuento o relato corto la extensión tiene tendencia a jugar en contra del narrador. Aquí es fundamental el final, toda la historia depende de este, ya sea para estropearla o para convertirla en una pequeña obra maestra. El objetivo es sorprender al lector. Primero se le hace creer una cosa para después ofrecerle otra muy diferente, no se trata tanto de engañar -palabra que por cierto nunca me ha gustado- como de despistar. La literatura siempre ha sido un juego en este sentido. Asimismo el creador dispone de un margen de maniobra reducido y por tanto debe afinar. El más pequeño descuido es capaz de hacer chirriar fatalmente la estructura que con tanto esfuerzo ha levantado. Un remate soberbio -y consecuente con el resto de la narración -garantiza el éxito entre el público. Y no sirve cualquier final. Como sentenciaba nuestro querido Aristóteles, tiene que ser el mejor de todos los posibles, aquel que encaje perfectamente.

El arte de concluir

Anuncios

2 comentarios to “El arte de concluir”

  1. GALO BUITRON Says:

    BUENO ARISTOTELES ES UNO DE MIS FILOSOFOS PREFERIDOS, PADRE DEL MATERIALISMO , FORMADOR DE GRANDES HOMBRES ENTRE ELLOS ALEJANDRO MAGNO Y HASTA EL SIGLO XII PILAR UNICO DEL PENSAMIENTO HUMANO SIN DISCUSION.

    • También es uno de mis filósofos favoritos. Sentencias suyas como la de este post todavía son aplicables y nos impulsan a pensar, actividad que después de muchos siglos no ha pasado de moda, afortunadamente para nuestra especie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: