Valores

En estos tiempos de crisis se discute hasta el agotamiento sobre economía, sin embargo hay un asunto que nos interesa especialmente a los profesores –y a la sociedad en general–, estoy hablando de los tan necesarios valores. Y es que estamos atravesando otra crisis no menos grave. Cualquiera que visite las aulas de una escuela puede percibir con toda claridad que algo falla en nuestros jóvenes. El docente siempre había representado la autoridad, en el sentido de alguien que es respetado y ejerce una influencia sobre los demás. De manera que la frontera entre profesor y alumno siempre había estado muy bien definida. Las nuevas generaciones han alterado este estado de cosas. Se ha perdido el respeto y en consecuencia la autoridad. Y el problema no solamente se encuentra en los estudiantes, sino también en sus padres. Son estos últimos quienes tienen la responsabilidad de educar a los jóvenes, con frecuencia olvidan esta tan importante tarea y delegan erróneamente en la escuela. Los docentes enseñamos toda una serie de conocimientos pero nuestros alumnos deben venir educados de casa. Aquí entran en juego los valores. Son fundamentales para el desarrollo del ser humano en esta sociedad y tienen que ser inculcados desde la infancia, que es cuando nuestro cerebro está más abierto y receptivo. Problemas de disciplina tales como agresiones o insultos se hallan estrechamente ligados a la falta de valores. La educación es por tanto competencia también de los padres y no solamente de los profesores, sobre los cuales recae un peso demasiado grande. Según Brian P. Hall, experto en el tema, los valores son ideales que dan sentido a nuestras vidas, se expresan a través de las prioridades que elegimos y se reflejan en nuestras decisiones, comportamiento y actitudes.

Valores

Anuncios

8 comentarios to “Valores”

  1. lamariposavioleta Says:

    Eres un Gran Maestro José para mi, uno importante.

    Manifiestas la capacidad de simplificar lo complejo, sintetizar los contenidos con destreza y criterio pedagógico personal.

    Estoy plenamente de acuerdo con todo lo que expones en este texto.

    En unas líneas, condensaste la diferencia entre “informar” y “formar”.

    El verdadero acto de enseñanza es un acto de entrega, de amor desplegado y manifiesto en el poder del conocimiento que se esta compartiendo con extrema responsabilidad de parte del enunciador académico o maestro.

    El verdadero maestro es un “transformador”, en varios sentidos.

    Por un lado, tiene la capacidad de transformar una energia de alto voltage en una que sea soportable al receptor en cuestión (alumno).

    Asimismo, tiene la capacidad de ofrecer un valor agregado a su enseñanza, su propio amor desplegado en valores condensados en la semilla de conocimiento que va sembrando en cada uno de sus alumnos, en el poder y responsabilidad que está generando en ellos.

    De cómo siembre esa semilla, dependerá de la tierra donde lo haga y del cuidado, tiempo y dedicación que haga de ella.

    Muchas Gracias José por esta entrada tan aleccionadora en esencia.

    Pat

    Nota: Comparto contigo y con tus posibles lectores, el texto fundacional de mi propio blog en internet. Lo fui modificando con el tiempo pero en esencia transmite el proposito de la creacion de mi blog Mundo Nuevo en la tierra. Fue escrito para lectores adultos.

    Personas como Tú, José, con actos o labores como las tuyas, inspiran la construcción de un mundo nuevo en la tierra de verdad.

    Bellisima imagen acompaña el excelente articulo de hoy. Gracias de nuevo por esta entrada.

    Yo le doy un valor muy significativo a la espiritualidad (valores) y a la docencia derivada y generada por ella.

    De haberme escuchado con atención, ya lo sabés sobremanera. Eso creo, eso percibo con absoluta claridad.

    http://mundonuevoenlatierra.blogspot.com.ar/2012/03/el-conocimento-produce-poder.html

    • Gracias también, Pat, por tus siempre interesantes y reflexivos comentarios, así como por compartir tu artículo. Siempre he pensado que los profesores tenemos una muy importante misión, pero necesitamos la ayuda de todos los demás agentes de la enseñanza, es decir, estudiantes, padres, directores de escuela, expertos en la materia y autoridades competentes. Se trata por tanto de un trabajo en equipo, del cual depende la educación completa de nuestros jóvenes, que representan el futuro de esta sociedad. Un abrazo.

      • lamariposavioleta Says:

        Muchas Gracias José, por contestarme como maestro. Lo aprecio sobremanera. Le doy extemo valor a la enseñanza. El futuro dependerá de cómo sembremos la semilla del verdadero conocimiento en lo mas jovenes.

        Estoy de acuerdo contigo, en lo que enuncias. Es un trabajo en equipo, como señalas sabia y acertadamente. Hay cosas que comprendo con facilidad, logica y sensibilidad aunada.

        No obstante, hay otras que son verdaderamente incomprensibles, para mi, José. Procuro decodificarlas, comprenderlas con sentido común, apelando a mi intuición e inteligencia pero no las llego a discernir y comprender ni en esencia, detalle ni en profundadidad.

        Simplemente no las comprendo. Tal vez sea una cuestión de valores de cada uno o quizas haya determinados aspectos medulares de la vida que los seres humanos significamos en forma diferente y por eso la comunicación no es ni fluida, ni rica en autenticidad y espontaneidad.

        Este tipo de cuestiones, a veces, no siempre, conducen a la confusión, a malos entendidos, o simplemente a que dos seres humanos se pierdan la gracia de comprenderse en forma fidedigna, verdadera y completa.

        Un abrazo

        Pat

  2. Rosa Ave Fénix Says:

    Es una verdad como un templo. Quizás cuando nuestros padre y abuelos acudian a las escuelas,era demasiada la diferencia entre profesor y alumno, exagerado diría yo, fueron cambiando las aptitudes, yo tambien soy profesora -ahora retirada… por suerte- digo por suerte pues cuando veo los niños y juventud de hoy en día me horrororiza. Mis clases eran abiertas no existía la diferencia del ud. diálogo…abierto, empezaban ya a destacar lo que ahora es, se puede dcir, vandalismo. No quisiera volver a las aulas -era profersora de ingles, en academias,no colegios- . Creo también que muchos padres deberían ser mejores padres y desde pequeños enseñarles la diferencia de “libre de expresión” a libertinaje, falta de respero y la enseñanza de los valores humanos. Los niños son como los árboles, desde su llegada a la vida hay que dirigirles hasta su pleno desarrollo.

    • Comparto también tu opinión, Rosa, la enseñanza se ha vuelto una profesión bastante complicada y poco reconocida en estos tiempos. Por desgracia muchos padres -aunque debo decir que no todos- confunden y desprecian la importante tarea de los profesores. Y es que si ellos mismos no respetan a quienes enseñamos, ¿cómo van a respetarnos sus hijos? De manera que el auténtico problema se encuentra en el modelo que encarnan los padres con su comportamiento.

  3. lamariposavioleta Says:

    Comparto contigo José y con todos los que estamos vinculados directa o indirectamente a la enseñanza y nos gusta seguir aprendiendo y expandiendo nuestro universo de conocimiento con alegría, entusiasmo, conciencia y responsabilidad:

    P Taller Arboles Maestros Sanadores 2015: 6-7 Junio /27-28 Junio

    “…Los árboles Maestros y el Sol, constituyen las Raices de nuestra cultura ancestral, que los “poderes oficiales” han intentado eliminar durante mas de 2.000 años y que te ayudamos a recordar con las experiencias que vivirás en vivo y en directo con nuestros talleres.
    Os invitamos a Descubrir la Magia de la energía de Nuestros Árboles Maestros Sanadores. Conocer, conectar, respirar los árboles que necesitamos en este momento (Roble, pino, álamo, etc.).

    Ellos te está diciendo siempre lo mismo:

    “Desde ti, desde el circuito Tierra-Cielo que me alimenta, doy y recibo, vivo, soy, estoy lleno, feliz, sin esperar nada, dando desde el interior y recibiendolo todo”.

    Organizamos talleres para que, en vivo y directo, te puedas abrir a una nueva dimensión de la naturaleza que trae paz y felicidad a tu vida. Activa tu vida, Despierta esa luz dormida en tu interior . Con el trabajo con esos grandísimos terapeutas que son “nuestros” árboles Maestros, te das la oportunidad de sanar las formas que te aprisionan con tantas limitaciones y al mismo tiempo conocerás, por experiencia propia, quién hay detrás de lo que ahora llamas árboles y podrás decir:

    Te LEEMOS la TRECEAVA de la Rueda de Sabiduría Maya., para que el lenguaje del Sol te oriente y te ayude a recordar los retos que te has propuesto en tu vida. Ademas, te enseñamos a conectar con el Sol y a entender los tiempos tan excepcionales que estamos viviendo…”

    “Te Veo, veo tu alma, tu verdadera esencia, Veo quien Realmente eres. Te Respeto, Te Saludo, Te Honro, Te Reconozco, Te Recibo, Conecto contigo”

    Pat

    http://fundacion-icaros.org/index.php/talleres

    info@fundacion-icaros.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: