¿Cómo cambiamos la realidad?

Según un antiguo proverbio chino, el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo. Se conoce como el efecto Mariposa. Pensar de manera mucho más creativa, materializando la realidad que deseamos. No se trata solamente de pensamiento positivo, sino de potenciar la conexión entre la mente particular y la gran Mente Universal o Inconsciente Colectivo. Pero primero tenemos que cambiar nosotros mismos, nuestro interior, tal como ya sabían las grandes culturales universales. Y ahora voy a explicar dos sencillos ejercicios para llevarlo a la práctica. Supongamos que deseamos encontrar empleo. Aparte de usar los diversos canales de búsqueda habituales, debemos comenzar por tomar conciencia, es decir, dar la orden a nuestro cerebro. Y es que para cualquier objetivo en la vida es necesaria la automotivación, creer en lo que deseamos y pasar a la acción para lograrlo. En este primer ejercicio escribiremos en un papel nuestro deseo de conseguir un determinado empleo. Una frase breve y precisa, ya que las órdenes tienen que ser de esta forma para que se puedan entender correctamente y llegar a realizarse. Leeremos esta frase cada día al levantarnos y después al acostarnos. Como si se tratara de un mantra, una de esas místicas cadenas de sonidos que se van repitiendo en círculo. En el segundo ejercicio grabaremos, con nuestra propia voz, el deseo de encontrar un determinado empleo. Y también cada día, al levantarnos y acostarnos, escucharemos esa grabación. De esta manera seremos nosotros mismos quienes ordenamos a nuestro cerebro. En este ejercicio la orden es más directa que en el anterior, que al ser leída, parece más impersonal, como si no la hubiésemos pensado nosotros. En cualquier caso el efecto de la repetición interioriza y refuerza la voluntad de conseguir el empleo que deseamos.

Cómo cambiamos la realidad

Anuncios

14 comentarios to “¿Cómo cambiamos la realidad?”

  1. Mary Carmen B. González Says:

    buen artículo Jose, puede ocurrir que cambios minúsculos conduzcan a resultados totalmente divergentes… en nosotros está el poder realizar esos cambios, dependiendo de la actitud, pero no solo a nivel personal, sino colectivo, cada uno de nosotros es un eslabón de la inmensa corriente de energía y de vida y cuenta mucho. El efecto mariposa representa una concreción de este principio. Es por esto que el efecto mariposa podemos aplicarlo a tantos aspectos de la vida, no solo a nivel laboral, sino personal, de pareja, familiar, social, etc….

    gracias Jose A. buena tarde y un abrazo.

    • Gracias a ti, Mary. Por desgracia la mayoría de personas no son conscientes del poder que tienen, un poder que procede exclusivamente de nuestro interior, siempre hemos buscado el poder fuera, en cosas materiales, y estábamos por completo equivocados, el poder siempre ha estado dentro de nosotros, en nuestros pensamientos y nuestras capacidades, ese es precisamente el único poder que nos lleva a cambiar la realidad, nuestra única e individual realidad. Un abrazo.

  2. biblioteca62 Says:

    Parece algo sencillo, pero son dos poderosas herramientas! Gracias por compartir 😉

    • Gracias a ti, Sara. Espero que te puedan ser útiles estos ejercicios en los diversos aspectos de la vida, no son ni mucho menos mágicos pero refuerzan especialmente la automotivación, que es la clave para conseguir aquello que nos proponemos. Un abrazo.

      • biblioteca62 Says:

        Es muy importante que haya blogs como el tuyo, que difundan esta información, sobre todo considerando que antiguamente solo era accesible para iniciados muy selectos. Por fortuna, pienso que estamos listos para dar un nuevo salto evolutivo. Abrazote y gracias por compartir 🙂

      • Gracias de nuevo. Yo también pienso que la humanidad está preparada para un salto evolutivo o despertar de la conciencia, como me gusta llamarlo. De hecho necesitamos ese cambio. Por fortuna somos cada vez más quienes vamos en esa dirección, basándonos sobre todo en el aprendizaje, que es nuestra herramienta para avanzar. Un gran abrazo.

      • biblioteca62 Says:

        ¡Y otro muy grande para ti, José!

  3. Hola José, muy interesante, como todo lo que escribes, quisiera agregar algunos detalles.

    Yo he logrado que se me cumplan deseos, pero aún no lo hago de la manera correcta, me sé la teoría, pero me falla la práctica. En primer lugar, sí debe uno ser específico, como tú mencionas y estar seguro de que se va a cumplir, como también lo dices, sólo que hay que tener mucho cuidado en las palabras usadas y en incluir todos los detalles, porque se nos cumple como lo pedimos, si se nos olvida mencionar el dinero, por ejemplo, se cumplirá lo demás, pero sin el dinero, o si queremos, por ejemplo un auto, debemos pedirlo con todas las especificaciones, pero si no decimos: “que sea mío, con la factura a mi nombre y el tiempo que queremos tenerlo, además de lo que estamos dispuestos a pagar por el (y no me refiero sólo a costo monetario, puede tener un costo mayor en salud, o en amor, o en otra cosa)” podríamos no obtener lo que que queremos; lo digo porque me pasó, quería yo un auto y especifiqué, marca, modelo, año colores y con chofer ¡todo se me concedió, por tres semanas, auto prestado, no mío y el costo fue una cirugía mayor. ¡cuidado!

    Cuando pedí a mi pareja perfecta, con todas las especificaciones, menos responsable, trabajador y con buenos ingresos, ¡se me concedió! pero sin esas cualidades.

    Y podría contarles muchos ejemplos, así que cuidado con como lo pedimos.

    Otra cosa, para evitar los “costos” no monetarios, diseñen una frase u oración, la mía es:
    “Por la voluntad Divina, en nombre de Jesucristo y de María, en armonía para todos, bajo la gracias y de manera perfecta”

    Sé que con eso se reducen mucho las posibilidades, pero si se concede, es en armonía para todos, sin afectar a nadie. y sin karmas ni costos exagerados para mí.

  4. Muy cierto lo que cuentas en tu post. Me recordó a la película que se llamaba El efecto mariposa donde el protagonista va cambiando realidad una y otra vez porque cada vez que intentaba estar con la mujer que amaba las cosas para los demás se ponen feas. Es verdad q nuestros actos no sólo tienen consecuencias para nosotros , no lo pensamos, pero también repercute en la vida de los demás. Mis felicitaciones. Un saludo

    • Una película muy interesante la que mencionas y buen ejemplo de ese fenómeno sobre nuestra realidad. Otra muy recomendable en torno al tema, desde una variante más científica, es El sonido del trueno. Sin duda las formas con que se puede cambiar la realidad son variadas y a la vez fascinantes. Gracias, Anais. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: