El lenguaje del odio

Por desgracia he tenido que cambiar el tema de este post que estoy escribiendo. Tan solamente hace unas horas la barbarie terrorista ha vuelto a sacudirnos. En momentos así no sabe uno qué decir, las palabras se quedan cortas, cómo expresar ese sentimiento de profunda impotencia. No voy a entrar a debatir sobre política internacional ni justicia. Creo que lo más conveniente es reflexionar sobre la naturaleza de actos tan brutales. ¿Qué lleva a algunos seres humanos –porque no olvidemos que por mucho que nos extrañe lo son– a comportarse de una forma tan terrible? Podríamos contestar que el fanatismo o quizá la ignorancia. Y en parte estaríamos en lo cierto. Aunque la verdadera causa se halla en el odio. Nada tan antiguo y visceral. Como dijo Martin Luther King, activista por los derechos civiles, en su discurso del Premio Nobel de la Paz: Los océanos de la historia se hacen turbulentos por las siempre crecientes oleadas de odio. La historia está repleta de los restos de las naciones y de los individuos que persiguen este camino de autodestrucción al odio. El amor es la clave para la solución de los problemas del mundo. Y es que contra toda esa violencia únicamente cabe una respuesta. Esa respuesta pasa necesariamente por sentimientos tan amorosos como el respeto, la confianza o la solidaridad entre los diversos pueblos que convivimos en este mundo. Los violentos buscan siempre la provocación, su lenguaje es el del odio, pretendiendo por tanto que los demás reaccionemos de la misma manera. Por supuesto las autoridades y la justicia deben hacer su trabajo contra toda clase de violencia. Y nosotros continuaremos con un lenguaje que lleve hasta el amor y la paz. No pienso que se trata de una utopía, sino más bien de un deber, hacia todas las víctimas de atentados tan bárbaros como el sucedido.

El lenguaje del odio

Anuncios

8 comentarios to “El lenguaje del odio”

  1. Comparto tus palabras y en mi post d hoy también tiene q ver con lo q tú comentas.. Sólo el Amor nos salvará d todo lo malo q nos rodea, amigo mío.. 🙂 Abrazos d luz

    • Cierto, Mamen, el amor es el único camino para esta humanidad que sufre. Gracias también por tu post. Espero que nuestras palabras resuenen entre todos aquellos que nos leen. Un abrazo. 🙂

  2. Hola Jose, malos momentos los de anoche sin duda, un sufrimiento que no debería darse y un dolor que rompe el alma a todos.

    sabemos que el rencor y el odio son dos sentimientos muy profundos que se arraigan y terminan desequilibrando nuestra mente y cuerpo. Porque cualquier sentimiento negativo que experimentemos, sobre todo si está presente durante años, termina pasándonos la cuenta y volviéndose contra nosotros. Lo triste es que muchos aún están ciegos, a pesar de tener ojos en la cara y no saben que existe la ley del Karma.

    Las personas que guardan odio, no llegan a la comprensión del entendimiento y como bien comentas, ya sea por fanatismo o ignorancia, quedan lejos de llamarse o pertenecer a ”la raza humana”…hay animales más humanos que los propias personas y humanos más salvajes que aquellos que no deberían llamarse ”animales”.

    En fín, nos quedamos siempre con la esperanza de lograr un mundo mejor, pero para lograr ese cambio en el mundo, debemos cambiar nuestro interior y así cambiaremos las formas.

    Mis respetos, mi amor y mis condolencias para todos aquellos inocentes que ayer hicieron su último viaje y a todas esas familias rotas como trocitos de muñecas de porcelanas.

    Un beso y buen día.

    • Gracias por tu reflexión, Mary. Ante sucesos como este debemos reflexionar todos y, como bien señalas, cambiar nuestra forma de pensar, nuestro interior, para poder cambiar el mundo que nos rodea. El amor siempre llama al amor, de la misma forma que el odio. Aprendamos de estas dolorosas experiencias. Besos.

  3. Bien dicho: “El amor es la clave para la solución de los problemas del mundo.
    Ojalá todos pudiéramos sentir esa clase de amor, el amor universal.
    Abrazo de luz

    • Yo también espero que todos los seres humanos despertemos nuestra conciencia, y seamos conscientes de ese amor tan inmenso y maravilloso que llevamos dentro. Un abrazo, Silvia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: