El rugido de las profundidades

El fondo de nuestros mares ha sido siempre fuente de enigmas y sorpresas. En esta ocasión se trata de un zumbido que ha causado el asombro de la propia comunidad científica. En un estudio organizado por The Journal of the Acoustical Society of America se dice que entre el otoño de 2014 y la primavera de 2015 varios vehículos que exploraron la Fosa de las Marianas recogieron el inquietante sonido. Este lugar, situado en el océano Pacífico, está considerado el más profundo de la Tierra. Para hacernos una idea, solamente comentar que el monte Everest –que como sabemos es el más alto– podría introducirse dentro. Y lejos de ser un lugar inhóspito, está lleno de vida, como la abundante actividad microbiana en los sedimentos de fondo. Volviendo al sonido del que estoy hablando, según los investigadores que han realizado el análisis, creemos que estos complejos sonidos fueron producidos por una fuente biológica, concretamente una ballena enana o alguna especie desconocida. Lo más extraño es que el zumbido ha sido detectado a lo largo de todo el año y esta clase de animales únicamente lo usan en periodos de apareamiento. Entonces, ¿qué criatura es capaz de provocar este sonido? ¿O deberíamos pensar en otra causa? Los científicos descartan que el origen sea alguna fuente artificial, como barcos o prospecciones sísmicas. Asimismo afirman que no recuerda a fuentes geológicas como los sonidos de baja frecuencia producidos por los terremotos o roturas de hielo, ni a los producidos por el viento o la lluvia. ¿Deberíamos excluir también su relación con el fenómeno llamado The Hum? Ya hemos visto que los expertos no están seguros sobre su causa, de manera que hasta ahora todas las teorías son posibles, el misterio sigue ahí.

el-rugido-de-las-profundidades

Anuncios

8 comentarios to “El rugido de las profundidades”

  1. ¡Muy interesante post! Quién sabe qué habrá por esos lares tan lejanos a la superficie. ¡Hay tanto que desconocemos! Te dejo un abrazote, José.
    ¡Y Felices Fiestas! 🙂

    • Gracias, Sara. Realmente sabemos muy poco sobre las profundidades marinas, cuántas desconocidas y misteriosas especies quedan por descubrir, antes de explorar otros planetas deberíamos conocer totalmente el nuestro. Te deseo también felices fiestas. Un gran abrazo. 🙂

      • Totalmente de acuerdo, José. Los seres humanos somos curiosos y aventureros, es parte de nuestra esencia y desde tiempos remotos hemos tenido la mirada en los cielos. Sin embargo no solo queda muchísimo por descubrir en nuestro planeta, también hay que subsanar las consecuencias de una explotación desenfrenada de sus recursos. En fin… como siempre tú planteas temas que darían para un diálogo mucho más largo y tendido. Ha sido un placer visitarte. Abrazote, amigo 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: