Amenaza en los cielos II

Como siempre digo, ante el peligro de los asteroides no debemos caer ni mucho menos en el alarmismo ni la paranoia. La probabilidad de que un asteroide de gran tamaño impacte sobre la Tierra y provoque consecuencias catastróficas es estadísticamente pequeña. De hecho la NASA sostiene que no existe ningún cuerpo cósmico de gran tamaño que pueda chocar contra nuestro planeta en los próximos siglos. Sin embargo la posibilidad del impacto sigue estando ahí. Tengamos en cuenta que hoy en día hay más de 15.500 objetos que cruzan la órbita terrestre. De estos, unos 1.500 están clasificados como potencialmente peligrosos y tienen un diámetro de entre 100 y 150 metros. En este sentido, un equipo internacional de científicos, dirigido por investigadores del Instituto de Ciencias del Espacio (IEEC), ha publicado recientemente un trabajo en que explica que la dureza, la elasticidad y la resistencia de un asteroide son aspectos determinantes que hay que estudiar antes de poner en marcha una misión y lanzar un proyectil cinético –no explosivo ni nuclear– para desviar la órbita de un asteroide que suponga una amenaza. Asimismo, Josep María Trigo, investigador principal del grupo de Meteoritos, Cuerpos Menores y Ciencias Planetarias del IEEC, señala que además de conocer a fondo las cualidades físicas y la estructura interna de estos cuerpos, es imprescindible contar con sistemas de vigilancia que los detecten con antelación, especialmente a los que son más oscuros y que solamente pueden captarse con telescopios de infrarrojos. Por tanto debemos estar atentos a todo aquello que se mueve en el espacio y desarrollar esos medios eficientes que reclaman los científicos. Y es que podría estar en juego el futuro de toda la humanidad.

amenaza-en-los-cielos-ii

Anuncios

5 comentarios to “Amenaza en los cielos II”

  1. Buenas noches Jose.

    Cierto es que hay que estar alerta, pero esas alertas ¿realmente pueden salvar el planeta, ante un impacto no controlado?. Se da por hecho que pueden desviar la órbita de objetos espaciales no deseados, pero siempre entraremos en la duda de ” y si no pueden controlarlo”…

    El caso ocurrido en Rusia en el año 2.013 nos conduce a creer que la mayoría de esos impactos son locales, pero no por ello hay que diluir la amenaza mayor en cuanto a esos asteroides se refiere.

    La Nasa toma como medida ” La escala de Palermo”, basada en logaritmos, pero tampoco digamos que es a ciencia cierta, sino aproximaciones en cuanto a riesgos de impactos y probabilidades.

    La verdad es que pululan por el espacio unos 400 amenazantes objetos ”cercanos” a la Tierra con riesgo de colisión. Espero y deseo que ese control sea más certero que dudoso y podamos seguir saliendo airosos de cualquier peligro exterior, ya tenemos bastante peligro aquí abajo y se hace muy poco o nada por subsanarlo.

    El lado bueno que tiene esto es que los asteroides no solo son amenazas, ya que con las muestras rocosas llevadas a examen, la comunidad científica y astrónomos, podrán evaluar, analizar y tener más conocimiento en lo que se refiere a nuestro Sistema Solar, incluso a origenes de la Vida y el propio Universo.

    Buen artículo Jose, como todos los anteriores, besos.

    • Gracias, Mary. Como bien dices, son necesarios mejores medios y sistemas para detectar los asteroides potencialmente peligrosos. Es el primer paso para evitar que colisionen contra la Tierra. El segundo paso no es menos difícil técnicamente, aunque no por ello imposible, y se trata de interceptar tales objetos cósmicos con el fin de desviarlos de su fatal trayectoria. El tamaño en cuestión de asteroides es importante, pero ya hemos comprobado en el pasado que incluso los de menor tamaño pueden causar daños considerables. Otro dato a tener en cuenta es el cinturón de Kuiper, en los confines de nuestro sistema solar, que alberga miles de cuerpos rocosos, y que en cualquier momento puede desprenderse alguno de ellos y representar una amenaza. En cualquier caso, como también comentas, el estudio de los asteroides puede aportarnos mucha información valiosa. Conocer el universo es la mejor forma de estar alerta ante los peligros que surjan. Besos.

  2. si… la verdad la humanidad vivimos constantemente en amenaza..celeste…y…tarde o temparo nos visitara uno, que haga reaccionar a los humanos
    y comprendamos nuestra fragilidad…

    • Como decía Carl Sagan, somos un pálido punto azul en la inmensidad del universo. Debemos ser conscientes de nuestro lugar en ese sentido. La vida en la Tierra es resultado de un difícil equilibrio, una lucha que siempre ha existido entre caos y orden, y es que todo cambia constantemente.

  3. […] Origen: Amenaza en los cielos II […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: