La Luna y sus mitos

Soy de quienes –como la inmensa mayoría, incluyendo científicos, ingenieros y otros expertos– creen que el ser humano ha llegado indudablemente a nuestro satélite. Por supuesto existen diversas y variadas pruebas que así nos lo demuestran, y que desmontan cada una de las teorías de la conspiración que cuestionan aquella hazaña histórica. Asimismo se habla –siempre por parte de los conspiranoicos– de datos que se nos han ocultado al respecto. Como el corte temporal en la retransmisión de la llegada, cuya causa nada tuvo que ver con los extraterrestres, sino que fue más vulgar de lo que pudiéramos imaginar. Tampoco había ruinas de una civilización procedente de otro lugar del universo, como un vídeo manifiestamente falso intentaba argumentar. Ni los militares norteamericanos lanzaron bombas nucleares. Por otro lado, algunos sostienen que la Luna es de naturaleza artificial, incluso la llegan a asociar con la famosa Estrella de la Muerte, de la saga cinematográfica Star Wars. De hecho el reciente descubrimiento de una enorme masa metálica bajo la superficie del satélite les ha dado más alas. Nada más lejos de la realidad. La hipótesis científica es que son rastros del impacto del asteroide que generó el cráter en el cual se halla. De manera que nada de bases secretas. Ni militares ni extraterrestres. En definitiva, hay opiniones y teorías para todos los gustos, forman parte de nuestras creencias y son tan diversas como lo somos cada uno de nosotros. En este sentido es muy interesante lo que decía el filósofo David Hume: …La propensión habitual de la humanidad hacia lo maravilloso, y que aunque esta inclinación pueda, en ciertos intervalos, ser frenada por el saber y por sentido común, no puede radicalmente extirparse de la naturaleza humana.

La Luna y sus mitos

4 comentarios to “La Luna y sus mitos”

  1. Alicia Says:

    Aunque de una manera muy precaria llegaron.

    Fueron muy valientes, pero lo supieron hacer muy bien!

    Siempre quedarán dudas.

    • Cierto, Alicia, la tecnología de aquellos tiempos nada tenía que ver con la actual y sin embargo, como bien dices, llegaron. Es toda una lección que debemos aprender, y es que por encima de los medios están el entusiasmo y la voluntad de superar cualquier desafío. Un abrazo.

  2. Excelente, como siempre 👏👏👏

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: