Violencia pasiva

A propósito de los preocupantes disturbios que están sucediendo en mi amada ciudad, siento la necesidad de hacer una reflexión. No es mi intención entrar en cuestiones de ideologías ni de política. Solamente voy a analizar la violencia desde su lado más pasivo. Si hablamos sobre violencia en general, todos estaremos de acuerdo en su definición y ejemplos. Puede ser el caso de un individuo que lanza piedras contra la policía o que incendia contenedores de basura. Sin embargo no está tan claro de qué se trata la violencia pasiva. En esta clase incluiría a todos aquellos que, a través de sus palabras o bien a través de su silencio, promueven indirectamente cualquier acto violento. Como un determinado gobernante que todavía no ha condenado manifiestamente la violencia en su autonomía o un determinado político que ha propuesto, nada más y nada menos, que el estado de excepción como solución a este asunto. Asimismo es el caso de quienes, amparados por una supuesta libertad de expresión y pensamiento, escriben auténticas bombas en las redes sociales. Y es que las palabras son poderosas y pueden resultar por tanto perjudiciales dependiendo del uso que les demos. Es necesario que todos reflexionemos seriamente. Recupero aquí las palabras -estas siempre positivas e inteligentes- de Martin Luther King, activista por los derechos civiles: La violencia crea más problemas sociales que los que resuelve. Sin duda Barcelona, y por extensión Catalunya y España, se merecen algo mejor, otros gobernantes con voluntad de sentarse en torno a una mesa y solucionar este estado de cosas, otros medios de comunicación que no hagan propagandismo y simplemente informen, otra sociedad que deje de levantar muros, apostando por la convivencia y el respeto, otra actitud en definitiva.

Violencia pasiva

6 comentarios to “Violencia pasiva”

  1. Hola Jose, pues tienes toda la razón. He dejado al igual que tú, constancia sobre este tema en mi muro de Facebook y lo comparto gustosamente aquí, en tu blog.

    ”¿Por qué tenemos esa maldita costumbre de intentar resolver los conflictos con la violencia como intermediario? El mejor mediador es la palabra, la comunicación, la buena voluntad de entendimiento para no dividir, sino unirnos a todos los que vivimos bajo el techo de las estrellas.

    Los conflictos son acciones adversas con sus correspondientes consecuencias y reacciones de las que absolutamente todos salimos perjudicados. Son instrumentos o herramientas mal usadas, son espectros de agresiones, físicas, psíquicas y emocionales que nos trastornan a todos en menor o mayor grado”.

    Deseo que esta pesadilla se quede en ”eso” y vuelvan las aguas a sus cauces.

    Un beso, Jose.

    • Gracias como siempre, Mary, por tu comentario. Sin duda la solución a cualquier conflicto pasa por el diálogo, es decir, el pacto, el entendimiento, la palabra usada con buenos propósitos. El problema sobre el conflicto de Catalunya y España es que nunca ha habido voluntad de dialogar, por ninguna de las dos partes, lo cual nos ha llevado hasta estas consecuencias que estamos sufriendo. Creo que aún no es tarde para que otros gobernantes -los actuales nos han demostrado sobradamente su incompetencia y peligrosidad- se sienten y hablen, exponiendo sus opiniones e intentando llegar a un acuerdo, que beneficie a ambas partes y sobre todo a la sociedad en general. La otra vía, la del enfrentamiento y la violencia, es evidente que no nos lleva a ningún lado. Besos.

  2. Violencia genera más violencia.. Espero s solucione pronto.. 👏😉

  3. Muy buena reflexión!
    Es una pena todo lo que está pasando! Es una locura colectiva, que no llega a ninguna parte!
    Interpreto que hay personas que confunden la libertad con el libertinaje! En el que todo vale! Parece ser, que el mensaje genuino se ha perdido y se ha transformado en rabia y resentimiento!
    Para la resolución de este conflicto se necesita una gran transformación de toda la sociedad, mientras una gran mayoría está posicionada en lados extremos, es difícil que esto ocurra.

    • Gracias, Alicia. Realmente se trata de un conflicto tan grave como complejo. Como bien dices, existen posiciones extremas que han arraigado en la sociedad. Creo firmemente, como ya he comentado en otras ocasiones, que la solución debe basarse en el diálogo. Y deben ser los gobernantes quienes empiecen a hablar entre ellos, dando ejemplo a los ciudadanos y fomentando un nuevo orden de cosas. Sin embargo, sabemos todos que no esto no es fácil, porque ¿qué se puede esperar de un presidente de Estado que se niega a hablar con un presidente de autonomía ante la gravedad de esta situación? ¿Y de un presidente de autonomía que en lugar de rebajar la tensión con su discurso, propone algo que sabe perfectamente que no gusta al presidente de Estado y que es parte de la causa del conflicto?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: