Astronomía y pasión

Labios

que chocan

como atroces y codiciadas supernovas,

engulléndose,

con la urgencia de los náufragos.

 

Dedos

que redescubren

galaxias hechas de piel,

sin tiempo,

nunca terminan en su suave memoria.

 

Acero

que sondea

entre dulces agonías y vastos resplandores,

mientras tanto la fruta

estalla.

 

Cuerpos

que se funden

en este universo de gigantescos deseos,

colmando,

éxtasis para quienes amamos.

 

De Universo esculpido

A %d blogueros les gusta esto: