Ceremonia de la espuma

Manos que estudian
una piel tan radiante como mojada,
lentamente,
mientras las frutas y sus aromas
conquistan.

Velas que desatan caricias
entre la espuma,
con sus llamas hechas de ternura,
las espaldas
y los deseos se van encendiendo.

Vino que llena
de divina locura los corazones
y derrama
desde la sinceridad
los más perdidos estremecimientos.

Bañera que compartimos
en este gran viaje de las sensaciones,
celebrando
sin estaciones ni palabras
un fragmento de nuestro dulce universo.

 

De Cuando los átomos se aman

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: