CII. De musica sphaerarum

– ¿Cuando termine la canción me dejarás en paz?
– Sí.
– ¿Me das tu palabra?
– Si te fías de un monstruo.
– Pues mañana mismo iré a ver a ese profesor y comenzaré a trabajar.
– Así me gusta. Ya te he dicho que no te puedo ayudar, de todas maneras te puedo enseñar cómo podría sonar.
– ¿Ahora? Es tardísimo, los vecinos se quejarán.
– No te preocupes, solamente escucharemos nosotros dos.
El siniestro ser cogió la guitarra, que en realidad era suya, y comenzó a tocar. Delirante y a la vez sublime. Una cascada interminable de notas surgía del amplificador. Esa música diabólica producía un magnetismo que Salva ya había experimentado, como si el propio horror que sugería lo sedujera dulcemente, nunca había oído nada igual. A pesar de la repulsión que despertaba aquella criatura tuvo que reconocer que era un guitarrista prodigioso.
La mañana siguiente cogió el libro y fue a la Universidad. Cuando llegó el claustro estaba abarrotado de estudiantes. Lo cierto es que los envidiaba, él no había pasado del instituto y le hubiera gustado hacer alguna carrera. Preguntó a uno de aquellos muchachos alborotados por el departamento de Filología clásica. Primera planta, antes de llegar a la biblioteca, no tenía pérdida. Atravesó el patio, bordeando las columnas majestuosas de granito, pudo percibir el aroma de los naranjos en flor. Una vez arriba, observó una vieja puerta de madera, un letrero no menos desvencijado indicaba que se trataba del departamento que buscaba. Llamó a la puerta. Esperó. Nadie contestaba. Volvió a llamar. Nada. Ya iba a marcharse cuando apareció un profesor que le dijo que el doctor Garrido estaba en la cafetería. Salva bajó rápidamente, estaba impaciente por conocer aquel intelectual, la primera persona que podría explicarle qué es lo que contenían realmente aquellas páginas de pesadilla. Una atmósfera densa, mezcla del humo de cigarrillos y de vapores grasientos, inundaba el lugar. En una mesa del fondo, entre varios universitarios, un pequeño y veterano profesor daba una clase muy informal.

Continuará

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: