En sueños

Cada noche
atraviesas una puerta de maravilla
y posibilidades que bullen,
hacia mundos
dentro de este mundo desbocado.

Cada noche
es sabrosamente compartida,
protagonistas
que entretejemos una fabulosa historia
sin palabras.

Cada noche
nos deseamos vorazmente,
perdiéndonos
entre pieles brillantes que estallan
y dulces agonías.

Cada noche
todos nuestros más secretos deseos
despiertan,
como estrellas
que se derraman sobre nosotros.

De Cuando los átomos se aman

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: