Filosofías del asalto

Como legiones hormonalmente surgidas,
ataviados, palpitando, con metas,
caminando por callejones y sitios de luna
que asemejan un laberinto,
no hay troncos protectores.
El palacio de invierno ha caído
bajo el canto bárbaro de la cigarra,
nunca duermen las armas,
a través de la piel
se aproxima al plomo este aire,
época de levedades y ensoñaciones,
acaso el botín tan codiciado
de ángeles, súcubos o cualquier criatura,
mientras tanto, en cada cruce, el loco ámbar
vigila todos los movimientos.

Estos ladrillos han visto muchas batallas.
Maldita vocación de explorador decapitado
que regresa entre cenizas,
advertencia para otras almas desbocadas,
descubriendo tarde
lo afilado de la soledad,
no es necesario inventar enemigos,
uno cae atravesado y oscuro
por la propia acción.
Y es que siempre la potencia de la victoria.
Levantarse, ignorar bizarramente,
voluntad de héroe en las venas,
órganos descomunales, huesos como lanzas
que chocarían y persistirían
sin dudarlo un solo momento.

Entre vaso y vaso la meditación,
se buscan estrategias, palabras que rompan,
todavía es venerada
la gramática oculta de las aproximaciones,
aquella que nunca enseñan,
antes de cualquier batalla
conviene imaginar sus páginas prodigiosas,
múltiples según los lectores que haya,
es cierto que no posee el consuelo numérico
ni la omnipotencia de las ciencias,
no importa en absoluto,
aceptar la morbosidad
incluida en todos estos tableros
es parte de la disciplina de metales y corazones,
demostración de entropía cotidiana.

No hay que olvidar las propiedades magnéticas
de nuestra pupila,
cuerdas invisibles que se entrecruzan,
en algún rincón del ser
se plasman cortésmente rostros totales.
Entre los acordes de cuerpos chocando
apenas se puede distinguir,
cualquier resquicio es fundamental,
empuñar abiertamente los propósitos
para atraer el interés de un ansiado enemigo,
tejer los movimientos oportunos
en cada acometida,
soñar con las frutas cálidas y maravillosas
que uno alcanzará.
Larguísima es la noche para los asaltantes.

 

De El viajero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: