LV. El hombre de Babel

Pronto este suceso se divulgó por todo Heidelberg, los diarios le dedicaron varios artículos. Esto suscitó el interés de investigadores, nacionales y extranjeros, todos ellos querían conseguir la fama resolviendo el caso de K.. Sin embargo él no quería convertirse en un espectáculo de feria y se negó desde un principio a colaborar. Su esposa siempre les decía que K. se encontraba indispuesto. Después de varios meses de acoso, los investigadores renunciaron, no les dejaban realizar su trabajo. La prensa se olvidó del asunto y ya nadie más le molestó hasta cierta vez que llegó un eminente lingüista rumano -en el informe se apuntó su nombre, pero más tarde alguien, suponemos que deliberadamente, lo ocultó para siempre con una mancha de tinta-. Este doctor se encontró con los mismos obstáculos que habían tenido sus colegas, pero al contrario que ellos, tuvo más paciencia. Esperó, esperó y esperó. Cada semana, lloviese, nevara o lo que fuese, iba a casa de K. con la esperanza de poder verlo, y también de hablar con él, porque hay que señalar que dominaba veinte lenguas y tenía conocimientos sobre unas cuarenta, un auténtico monstruo políglota. Transcurridos unos cuantos años, un día, sin saberse por qué, K. aceptó ser visitado. De esta manera, el doctor pudo hablar con él, dio la casualidad de que ambos sabían finés. Asombrosamente, a la mañana siguiente K. cambió de lengua y así sucesivamente, cada día hablaba en un idioma distinto, cosa que dificultaba la comunicación, ya que no siempre el lingüista rumano conocía la lengua de turno, nuestro protagonista pasaba, por ejemplo, del chino cantonés al swahili con increíble facilidad. No cabía la menor duda de que aquello era un prodigio. Un hombre que sabía todas las lenguas del mundo sin haberlas aprendido y, sin embargo, no podía elegir, era el azar lo que decidía el idioma que tocaba un determinado día.

Continuará

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: