LVIII. Juegos en el cementerio

La humedad atravesaba sin compasión sus botas hasta llegar a los calcetines, incluso hasta los mismos huesos. Empapado y helado. Vas a pillar una buena pulmonía, le hubiese dicho su abuela de haberlo visto en semejante estado. Debía ponerse a cubierto. Alzó la vista y pudo distinguir una ermita. Se hallaba cerrada pero su pórtico lo protegía de una lluvia que no cesaba. El olor a tierra mojada penetró por sus pequeñas fosas nasales. Pensó que era un olor de muerte, porque allí enterrados habría montones de esqueletos, seres que se habían fundido con la tierra a lo largo de los siglos. Sin embargo, después de aspirar con fuerza, no percibió nada nauseabundo, se trataba del mismo olor de los prados bajo la lluvia. Dónde estaría aquella maldita caja. Lo cierto es que no tenía la intención de pasar allí la noche entera. Por otro lado consideraba que ya había superado la prueba de sobra, pocos hubiesen aguantado permanecer solos en un cementerio a aquellas horas, era demasiado incluso para un adulto. Moralmente había triunfado. De todas maneras, sabía que necesitaba el objeto para demostrar su hazaña. Se consolaba pensando que lo mismo sucedió a los caballeros de la Tabla Redonda, que cabalgaron por medio mundo buscando el Santo Grial y la mayoría fracasaron. Excepto uno. Quizá podía ser él ese uno ahora.

Algo o alguien que se movía detrás de una tumba lo alejó de sus pensamientos. Creyó que sería un gato. Al poco vio otra vez la forma en movimiento, demasiado grande para ser un gato, tal vez no se trataba de un animal. No sin cierta inquietud, lanzó una pregunta al aire, esperando no escuchar nada.

Continuará

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: