LXX. Los sónicos

Más tarde se abrieron las puertas. Estaba a punto de atravesar una de ellas cuando observé que subía gente. Me detuve. Es cierto que ansiaba salir de allí, pero tenía que avisar a los demás, de lo contrario nunca habría tenido la conciencia tranquila. Ya no me sorprendía que los individuos no se hubiesen opuesto, me conocían demasiado bien, y eso me hacía estremecer. Traté de prevenir a los viajeros que habían subido, totalmente inútil, me tomaron por un bromista o un perturbado. A pesar de todo no paraba de decirles que aquellos tipos eran unos malditos asesinos y que debían salir cuanto antes del vagón. El metro arrancó. Apenas entramos en el túnel los cinco abrieron exageradamente sus bocas. No podía soportarlo y me tapé los ojos. Había intentado ayudar a los demás, no tenía por qué sentirme culpable, pero no podía quitarme de la cabeza que podía haber hecho más, no sé, compartir mis auriculares con otra persona, de todas maneras no creo que hubiese funcionado, probablemente habríamos acabado ambos con los tímpanos destrozados. Qué terrible ironía. Muchos, como mis propios padres, piensan que el metal es una música diabólica, insoportable, perjudicial, pues bien, en mi caso me salvó la vida. Un simple reproductor de música me protegía contra aquellos siniestros individuos y sus gritos mortales. Me preguntaba hasta cuándo. De momento parecían no preocuparse por mí, supongo que después de haber asesinado a tanta gente no les importaba una víctima más o menos. De todas formas, no pretendía quedarme para comprobarlo, tenía que escapar de allí.

Continuará

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: