Nocturno lunar

Tenía tánta sed de invocación.
Mis dedos se habían cansado de acumular
fases oportunas.
Las ondas, que rozaban la mitología,
se habían interrumpido dolorosamente
transportando voces y potencias.
Un silencio de medianoche
comenzaba a rugir.
Tenía tánta sed de invocación.
Una y otra vez las mismas soledades
de pétalos pesados
que prometían una última ternura,
las mismas frustraciones en blanco y negro,
evasiones estallando a mi alrededor,
ríos amargos, rotos, desperdiciados,
que nunca llegaban.

Como en una película de armonías y movimientos
se fue creando una hermandad,
quizás de criaturas letárgicas,
quizás de cometas o eclipses,
quizás de fuerzas que se descubrían.
Esperábamos un signo.
Casi sentía la electricidad que sienten
los licántropos.
No había estrellas que se reflejasen
en el asfalto oscurecido,
solamente el loco ámbar que mandaba.
No, no había olvidado este mundo de secretos
que despiertan cuando otros duermen.
No comenzaba, sino que regresaba,
recuperaba fragmentos esparcidos
por alas azules.

Tiempo de pasos compartidos y palabras,
sucesión de avenidas
que parecían no querer concluir,
fotogramas de personajes lunares
que nos regalaron el protagonismo.
No importaba el argumento.
Recuperé el poder de la conversación,
había oídos sinceros,
nuestros límites eran los de la imaginación
de unos hermanos que nacían.
Me alegré de ser invocado,
abandonar el sueño de los ortodoxos,
romper mil cristales lluviosos,
encontrar corazones paralelos.
La esperanza de completar un viaje
se convirtió en rostros.

 

De Según un cazador de mariposas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: