Desbocados

Desbocados

nos comenzamos,

dejando llevar

por olas

teñidas de pasión.

 

Desbocados

nos saboreamos,

tanta sal

que vierten

nuestros labios.

 

Desbocados

nos zambullimos

entre nuestra piel,

perlada

y turbulenta.

 

Desbocados

nos descarriamos,

náufragos

sobre un lecho

de estrellas sólidas.

 

Desbocados

nos llenamos,

lentamente,

de océanicas huellas

y fragancias.

 

De Universo esculpido

A %d blogueros les gusta esto: