Viajero del amor

A través de la ventana
fragmentos de estos días compartidos
van pasando de largo,
se escurren
entre mis manos
pero no en mi memoria de viajero,
tan frescos
como estrellas en la mañana.

A través de la ventana
observo tus ojos insondables y oscuros
que me observan,
como cuando gozamos entre sábanas,
tus ojos
susurrando sin palabras,
con el lenguaje
de los corazones que suspiran.

A través de la ventana
me voy llenando lentamente de ti,
porque las vías
siempre acaban por entrecruzarnos
en este dulce camino,
compartiendo
todo cuanto deseamos el uno del otro,
sin límites.

 

De Cuando los átomos se aman

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: