Vías que se unen y bifurcan

Como rueda cósmica

viajamos,

fusionando

aquel primigenio beso

con el último,

maravillosamente,

en cada estación

dejamos

un precioso fragmento

de nuestro ser,

espacios

para nostálgicas memorias.

 

Como rueda cósmica

viajamos,

con nuestros dulces mitos

y pasiones

creamos

una tras otra travesía,

sabiendo

que tanto vamos

como volvemos,

sobre vías

que creemos

fatalmente interminables.

 

Como rueda cósmica

viajamos,

tocándonos

o solamente pensándonos,

según el punto

de nuestras existencias

en movimiento,

acarreamos

con nosotros

tantas y tantas ambiciones

de viajeros

que se entrelazan.

 

De Universo esculpido

A %d blogueros les gusta esto: