X. Primer contacto

Al principio fue una señal. Se pudo captar con perfecta claridad desde diversos radiotelescopios. Los científicos llegaron a la misma conclusión. Era artificial y… procedía del espacio exterior. La gran noticia no tardó en aparecer en todos los medios de comunicación. Existía una civilización inteligente en otro planeta que quería relacionarse. Asimismo la señal contenía un extenso mensaje codificado. Expertos en diferentes materias comenzaron a trabajar para descifrarlo, aunque reconocieron que se trataba de una tarea sumamente complicada.

Más tarde los observatorios detectaron un extraño objeto cósmico. Estaba atravesando el sistema solar a gran velocidad. Tenía el tamaño de un asteroide. Imágenes más detalladas mostraron que en realidad se trataba de una nave espacial. Gigantesca. Cilíndrica. Oscura.

En cuanto se supo esta nueva noticia, cundió la expectación entre la población, y también cierta preocupación en algunos e incluso alarmismo en otros. Y es que aún no se había podido descodificar el mensaje de aquellos visitantes. Por tanto no se conocían sus intenciones, si venían para establecer vínculos de amistad o, todo lo contrario, para empezar una invasión como nunca antes se había conocido.

Y un día aquella colosal nave llegó hasta su destino, situándose en la órbita del planeta. Miles de naves más pequeñas salieron de ella. En la superficie todos las esperaban. Se preguntaban, entre muchas otras cosas, cómo serían aquellos seres. ¿Tendrían tres ojos como ellos? ¿O tentáculos? ¿Serían también hermafroditas?

En Gliese no sabían que aquellos visitantes provenían de un remoto planeta llamado Tierra.

Nota: Gliese (581) es el nombre de una estrella situada a 20,5 años luz de la Tierra y también es el nombre de sus planetas, algunos de ellos son los primeros en que se han descubierto condiciones que hacen pensar que cumplen los requisitos fundamentales para albergar vida.

6 comentarios to “X. Primer contacto”

  1. GALO BUITRON Says:

    MUY BUENO TU RELATO, PLAGADO DE CREATIVIDAD.

    • Gracias, Galo. Lo cierto es que – como ya he comentado con otros lectores – no es nada fácil desarrollar en un relato tan corto una historia, así como transmitir suspense y terror. La clave en este tipo de relatos es sin duda el final, toda la narración depende de este, ya que puede estropearla o, en cambio, convertirla en una pequeña obra maestra.

  2. Me ha sorprendido y eso me gusta. siempre damos por supuesto que los extraterrestres han de ser otros, y el giro que ha dado la historia ha sido muy innovador. Un diez!

    • Gracias, Pili. Mi propósito con todas las historias que escribo es sorprender al lector, hacerle creer una cosa y luego que sea otra muy diferente, no se trata tanto de engañar – palabra que por cierto nunca me ha gustado – como de despistar. La literatura siempre ha sido un juego en este sentido. Y qué mejor escenario que el contacto entre dos civilizaciones de este fascinante e inmenso universo.

  3. Me ha gustado mucho. Sigue así. Yo también escribo algunos hipótesis-relatos breves de vez en cuando. Un saludo y enhorabuena.

    • Me alegro, Luis. Lo cierto es que el formato microhistoria siempre ha sido de mis favoritos, además encaja perfectamente en un contexto tan visual y directo como internet. Será un placer también leer tus relatos. Gracias y un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: