XCII. Lo que no debería ser

El señor Oliveira no se presentó a la siguiente visita. Era muy extraño. El hombre que había irrumpido vehementemente en la consulta hacía unas semanas se había disipado como el humo azul de sus cigarrillos. La secretaria llamó varias veces a casa del paciente. Nadie contestó. Siempre el contestador con un mensaje neutro. El doctor se preguntaba qué podía haberle sucedido. Tal vez había decidido tomarse unas vacaciones, si eso era cierto, se trataba de una muy buena noticia, un cambio de aires haría que la mente dejase de inventar paranoias, solamente relajación y ocio, las mejores vitaminas para un individuo con aquellos problemas. Sin embargo, su intuición profesional le decía que algo terrible se estaba fraguando. El señor Oliveira tenía envidia, un sentimiento que llevado al límite puede derivar en el homicidio, ¿en qué nivel se hallaba? nadie podría determinarlo, ni siquiera un sicoanalista de tanta reputación. Realmente aquel caso representaba un desafío, un enigma cuya solución se hacía esquiva, y por tanto, apasionante.
Una tarde, cuando como de costumbre el doctor atendía una de sus visitas, su secretaria le pasó una llamada. En condiciones normales, ni ella lo hubiera hecho ni él lo hubiese aceptado, pero se trataba del señor Oliveira. Con sólo escuchar ese nombre, el doctor sintió un escalofrío, y es que dudaba entre descolgar el teléfono, satisfaciendo así su curiosidad –que ya sobrepasaba lo profesional– y no hacerlo, puesto que presentía lo que iba a decirle. Comenzó a pasear por la habitación, cosa que realizaba siempre que debía deliberar sobre un asunto importante. Venció el deseo de conocer.

Continuará

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: