XLIX. Diario de un buscador de sirenas

1 de septiembre. Después de comprar provisiones y descansar un poco, hemos levado anclas nuevamente, rumbo sur. Ciertamente, si las sirenas existen, no deben hallarse muy lejos. El profesor nos ha explicado que son numerosos los casos de avistamiento por estas aguas, si bien los casos se pueden ampliar a todos los mares y océanos conocidos, por ejemplo, hace medio año muy cerca de la isla de Java. Es curioso que una persona tan reflexiva como Esmann se encuentre tan excitada estos últimos días. No para de moverse por cubierta, repasando sus pesados libros, oteando él mismo el horizonte azul, preguntando sin compasión al vigía. Realmente está convencido de que capturaremos una de sus deseadas criaturas. Aunque quien más me preocupa es Andersen, ya he mencionado anteriormente su afán, las historias que he escuchado sobre él son bastante siniestras, tendré que vigilarlo.

[…]

27 de septiembre. Se aproxima un temporal. Llevamos varias semanas de búsqueda infructuosa, hemos barrido cientos de leguas. A pesar de todo, el profesor sigue animado y esperanzado. He conseguido convencerlo para que hagamos escala en las islas Canarias, hasta que mejore el tiempo. Debo confesar que es el hombre más obstinado con el cual me he topado.

[…]

3 de octubre. Hoy ha amanecido con un sol radiante. Por fin hemos podido partir, después de estos larguísimos días de lluvia y viento. El profesor está eufórico, dice que no tardaremos en ver una sirena, que todos sus cálculos apuntan hacia ello. Espero que tenga razón, porque he observado que algunos miembros de mi tripulación están comenzando a perder la paciencia, esta mañana he sorprendido a mi contramaestre burlándose de las quimeras de Esmann. No le culpo del todo, entiendo que pueda estar desconcertado ante esta misión tan particular, yo mismo tengo mis dudas al respecto. Sin embargo, hay algo en mi interior que me impulsa a tener una chispa de esperanza, desconozco si es el relato de aquellos pescadores portugueses o acaso el entusiasmo del profesor.

[…]

Continuará

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: