XX. El comienzo de algo precioso

Se había subido a una estatua del parque. La gente pasaba de largo. Apenas se fijaban en que abría y cerraba continuamente la boca. Ni mucho menos lo escuchaban. Por otra parte, nunca habían visto a aquel hombre en la ciudad.

Al día siguiente volvió a aparecer de la misma forma. Nadie le prestó atención. Siempre iban con prisas. Observando ansiosamente sus relojes. No tenían tiempo para detenerse. De hecho no tenían tiempo para muchas cosas. Cuando los padres y las madres regresaban a sus casas después de trabajar apenas hablaban con sus hijos. Antes de dormir solamente un buenas noches. Los niños de aquella ciudad desconocían qué era escuchar una historia.

El Forastero se convirtió en un habitual de aquel parque. Encaramado a la estatua, como si se tratara de un escenario, hablaba y hablaba. No parecía importarle que nadie lo escuchase. Su determinación era tan sólida como la piedra donde se hallaba. No faltó una sola vez. Hiciera sol o lloviese.

Hasta que un día una mujer se paró y lo escuchó. Aquella misma noche esa mujer contó una historia a sus hijos. La mañana siguiente aquellos niños narraron otra a sus amigos de la escuela. Por la noche todos ellos exigieron a sus padres que les contasen una historia. Y como una bola de nieve, narraciones y narradores se extendieron por toda la ciudad, que comenzó a ser menos gris y más luminosa.

Nadie se dio cuenta de cuándo desapareció el Forastero. Tampoco les importaba mucho. Ahora ya tenían historias. Como la primera, la que contaba el forastero y que empezaba así: Se había subido a una estatua del parque.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: