XXXVI. Solamente el tiempo sabe

– ¿Están todos bien? – Preguntó el oficial médico.

– Afirmativo. – Contestó el comandante.

– Creo que la doctora y yo estamos perfectamente. – Contestó por su parte el historiador.

– Muy bien, doctora, lo ha conseguido, aunque nos hemos pasado bastante de largo. – Señaló el comandante.

– ¿Cómo cuánto? – Preguntó la doctora.

– Un poco más de un millón de años.

– ¡¿Qué?!

– Disculpe, sus colegas no saben mucho de matemáticas, cualquiera sabe que un siglo sólo dura cien años.

– ¿No podría ser un error del panel de la fecha? – Sugirió el historiador.

– No, me parece que el problema se encuentra en la curva de Jarmusch. – Señaló la doctora.

– ¿La curva de Jarmusch? – Preguntó el historiador.

– Sí, es una teoría que sostiene una determinada relación entre la velocidad de la máquina y el tiempo recorrido. Lo cierto es que nadie le dio mucha credibilidad, pero desgraciadamente el viejo físico finlandés tenía razón.

– Para entendernos, que hemos pisado demasiado el acelerador, ¿no? – Comentó el comandante.

– Algo así.

– ¿Y ahora qué vamos a hacer? – Se preocupó el oficial médico.

– No hay problema, para regresar sólo tenemos que invertir el proceso viajando a la misma velocidad que hemos utilizado. – Explicó la doctora.

– Pues continuamos con la misión. – Decidió el comandante.

– Sería muy interesante hallar algún signo de civilización. – Dijo el historiador.

Continuará

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: