Archive for the Música Category

Música y suicidio

Posted in Arte, Música, Sicología on 25 julio, 2017 by Jose A. Guijarro

Por desgracia esta peligrosa combinación ha sucedido con frecuencia a lo largo de la historia del arte. Especialmente entre el colectivo de músicos. El último en pasar a la oscura lista es Chester Bennington, cantante de Linkin Park. Y el penúltimo es Chris Cornell, de la banda Soundgarden. Investigando sobre la desaparición de ambos uno puede encontrar coincidencias cuando menos sospechosas. En primer lugar la fecha que elige Bennington para suicidarse es el cumpleaños de Cornell. Entre ambas muertes han transcurrido exactamente dos meses. Y el medio de suicidarse es el ahorcamiento. Es incuestionable que existe un auténtico malditismo en torno a determinados artistas. El denominado club de los 27 es una perfecta muestra. Jimi Hendrix, Janis Joplin, Kurt Kobain… Todos ellos son músicos que han fallecido a la edad del maldito número. Si bien no todas esas muertes son atribuibles al suicidio, algunas se han producido en circunstancias extrañas. En cualquier caso las drogas han tenido una estrecha relación. Y siempre nos quedará la duda sobre si solamente se les fue de las manos o si en cambio había el propósito de poner fin a una atormentada vida. La cuestión es que los artistas poseen una extraordinaria sensibilidad, de manera que absorben emociones y sentimientos de toda clase, que después plasman en sus impactantes creaciones. Esa asombrosa capacidad de sentir les lleva a veces por oscuros caminos, atravesados por la depresión, los traumas infantiles, el abuso de diversas y variadas drogas… Llegados a este punto qué mejor que recordar las emotivas palabras del desaparecido cantante de Linkin Park: Me dijo que mi amigo había fallecido. Recuerdos tuyos inundaron mi mente y lloré. Aún lloro con tristeza y con agradecimiento por haber compartido algunos momentos muy especiales contigo y tu preciosa familia.

Música y suicidio

Chris Cornell y Chester Bennington

 

¿Hay alguien ahí? III

Posted in Ciencia y tecnología, Música on 2 septiembre, 2016 by Jose A. Guijarro

Por unos días hemos vuelto a soñar con el contacto con una civilización extraterrestre. Una extraña señal del espacio captada por un equipo de astrónomos era la causa. Finalmente se ha confirmado que se trata de un rebote desde la Tierra. Tal vez, ahora que lo sabemos, nos sentimos más solos entre la oscura inmensidad de las estrellas. Sin embargo continuaremos sondeando incansablemente con nuestros radiotelescopios, porque intuimos que en algún lugar del universo alguien puede escucharnos, de hecho es probable que también pueda estar enviándonos un mensaje. Lo que más me llama la atención de todo este asunto es que hay quien duda de la versión oficial. Y es que siempre que los científicos niegan alguna cosa sobre un tema polémico, surge enseguida la teoría de la conspiración. ¿Qué sentido tendría anunciar a los cuatro vientos que estamos buscando señales de vida extraterrestre inteligente para callar y ocultar cuando la encontráramos? Sabemos –porque es de dominio público– que existen desde los años setenta proyectos como el SETI, que Estados Unidos y otros países han realizado enormes inversiones económicas, que científicos de reputación se han consagrado a este colosal objetivo. Es evidente pues que tanto la comunidad científica como los gobiernos son los primeros interesados en dar la gran noticia sobre un mensaje de procedencia extraterrestre. En cualquier caso debemos ser optimistas, como apuntaba el astrónomo Carl Sagan: Probablemente recibiremos nuestros primeros mensajes mediante los tambores de los valles galácticos vecinos, de civilizaciones cercanas a nuestro futuro. Las civilizaciones mucho más avanzadas que nosotros permanecerán mucho más tiempo inaccesibles en la distancia.

Hay alguien ahí III

Viaje al poder de tu conciencia

Posted in Arte, Ciencia y tecnología, Cine y televisión, Educación, Filosofía, Historia, Lengua y literatura, Música, Misterio, Sicología on 23 octubre, 2015 by Jose A. Guijarro

Os invito a todos a mi grupo de Facebook, un maravilloso viaje por todos aquellos temas que nos apasionan y el conocimiento en general. Espero que os guste. Un abrazo.

https://www.facebook.com/groups/1665593613717661/

Portada

Conexión

Posted in Música, Sicología on 19 enero, 2014 by Jose A. Guijarro

El escenario, que había permanecido en la más profunda oscuridad, es iluminado repentinamente por un sinfín de focos. Como algo casi sobrenatural aparece la banda. Comienzan a sonar las potentes notas de un tema. Y se desata la pasión entre el público. Quien haya tenido la oportunidad de asistir a un concierto sabe perfectamente de qué estoy hablando. Como cualquier experiencia, no se puede llegar a entender por completo si no se ha vivido, si no se ha sentido. De alguna manera -tal vez la ciencia sea capaz de explicarlo en el futuro- se establece una conexión entre músicos y espectadores. Se trata de una clase de comunicación que va más allá del lenguaje de las notas. Me atrevería a decir que posee una naturaleza espiritual. El público conecta con las emociones y los sentimientos que transmite la banda. Y el fenómeno también se produce en sentido inverso. En las entrevistas no son pocos los músicos que confiesan haber experimentado una sensación muy especial cuando tocan en directo. Es evidente que las bandas se dan cuenta enseguida de si el público es receptivo. Aquí no solamente cuentan los gritos o los silbidos. Resulta mucho más importante el lenguaje no verbal, es decir, todo aquello que los espectadores expresan con su cuerpo. Los grandes conciertos consiguen emocionarnos. Tanto para hacernos sonreír como para entristecernos. Nos sumergen en un estado que conecta con lo más profundo de nuestra mente. Según un apasionado de la música, Oscar Wilde, el arte de la música es el que más cercano se halla de las lágrimas y los recuerdos.

ConexiónDream Theater

B.S.O.

Posted in Educación, Lengua y literatura, Música on 21 septiembre, 2012 by Jose A. Guijarro

Recuerdo en mis tiempos de estudiante las interminables y aburridas listas de libros que nos imponían. La lectura siempre ha sido una cuestión de hábito, aunque si hablamos de jóvenes, se recomienda expresamente que el hábito sea atractivo. Una buena – o al menos original – forma de acercarnos a la literatura es mediante la música. Es indiscutible la influencia que hay entre ambas ramas del arte. En este sentido, voy a repasar varios álbumes de bandas de los géneros Metal y Progresivo que han sido inspirados por obras literarias. Comenzamos por The Odissey, de Symphony X . El tema más extenso se basa – como el propio título sugiere – en el poema épico La Odisea, atribuido a Homero. Michael Romeo, guitarrista de la banda, explica que la historia de los viajes de Ulises creó un extenso marco mental que con el tiempo se convirtió en música. Él mismo tiene un trabajo en solitario llamado The Dark chapter, que nos lleva virtuosamente hasta los relatos más terroríficos de Edgar Allan Poe. Seguimos con Leviathan, de Mastodon, y que trata de la caza de la gran ballena blanca, es decir, Moby Dick, de Herman Melville. Escuchando sus canciones incluso podemos imaginar las olas que rugen. En una línea más espiritualista se encuentra Close to the edge, de los clásicos Yes, que hace referencia a la novela Siddartha, de Herman Hesse. Para finalizar, el álbum Animals, de otra banda con larga trayectoria y que se hace llamar Pink Floyd. Los perros, los cerdos y las ovejas de sus temas se inspiran en los de Rebelión en la granja, de George Orwell. Todos estos discos y libros forman lo que he denominado como B.S.O., siglas que en este caso no corresponden a Banda Sonora Original, sino a Bibliografía Sonora Original.

B.S.O.

Desmontando el pentagrama

Posted in Música, Sicología on 23 mayo, 2012 by Jose A. Guijarro

Si hay un grupo de música que ha llevado el concepto de Progresivo más allá de sus límites es sin duda Dream Theater. La primera vez que escuché uno de sus álbumes fue una experiencia realmente desconcertante. Nunca me había encontrado con algo similar. Incluso estaba a años luz de grupos del género que ya conocía, como los clásicos Pink Floyd o Yes. Reconozco que tuve que realizar varias escuchas hasta que al final me llegó a encantar. Y es que este grupo no es ni mucho menos fácil, ese es precisamente el secreto de su éxito. John Petrucci -guitarrista de Dream Theater- comenta en una entrevista que lo curioso de nuestra música, o más bien de nuestra filosofía como músicos, es la obligación que nos imponemos a nosotros mismos de arriesgar. ¿Y qué es si no la creatividad? Arriesgar. Separándose con toda la voluntad de la corriente principal y buscando constantemente sonidos diferentes. Y la creatividad va de la mano de la libertad. En un género en que no hay fronteras como el Progresivo, uno puede ir en la dirección que quiera. El resultado es un auténtico cajón de sastre, donde cabe de todo, desde momentos de puro Jazz hasta guiños a una serie televisiva como Los Simpsons. Aunque por encima de las acrobacias y la técnica se encuentra la emoción. Si no, no estaríamos hablando de música. Y no solamente la emoción de los músicos que tocan, también la del público que escucha, sobre todo en los conciertos. Si hacemos un pequeño esfuerzo, podremos sentir con toda intensidad escuchando cualquiera de sus canciones.

Desmontando el pentagrama