Música y suicidio

Posted in Arte, Música, Sicología on 25 julio, 2017 by Jose A. Guijarro

Por desgracia esta peligrosa combinación ha sucedido con frecuencia a lo largo de la historia del arte. Especialmente entre el colectivo de músicos. El último en pasar a la oscura lista es Chester Bennington, cantante de Linkin Park. Y el penúltimo es Chris Cornell, de la banda Soundgarden. Investigando sobre la desaparición de ambos uno puede encontrar coincidencias cuando menos sospechosas. En primer lugar la fecha que elige Bennington para suicidarse es el cumpleaños de Cornell. Entre ambas muertes han transcurrido exactamente dos meses. Y el medio de suicidarse es el ahorcamiento. Es incuestionable que existe un auténtico malditismo en torno a determinados artistas. El denominado club de los 27 es una perfecta muestra. Jimi Hendrix, Janis Joplin, Kurt Kobain… Todos ellos son músicos que han fallecido a la edad del maldito número. Si bien no todas esas muertes son atribuibles al suicidio, algunas se han producido en circunstancias extrañas. En cualquier caso las drogas han tenido una estrecha relación. Y siempre nos quedará la duda sobre si solamente se les fue de las manos o si en cambio había el propósito de poner fin a una atormentada vida. La cuestión es que los artistas poseen una extraordinaria sensibilidad, de manera que absorben emociones y sentimientos de toda clase, que después plasman en sus impactantes creaciones. Esa asombrosa capacidad de sentir les lleva a veces por oscuros caminos, atravesados por la depresión, los traumas infantiles, el abuso de diversas y variadas drogas… Llegados a este punto qué mejor que recordar las emotivas palabras del desaparecido cantante de Linkin Park: Me dijo que mi amigo había fallecido. Recuerdos tuyos inundaron mi mente y lloré. Aún lloro con tristeza y con agradecimiento por haber compartido algunos momentos muy especiales contigo y tu preciosa familia.

Música y suicidio

Chris Cornell y Chester Bennington

 

El viaje que nos cambia

Posted in Cine y televisión, Filosofía, Lengua y literatura on 18 julio, 2017 by Jose A. Guijarro

Nuestro destino de viaje nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas, afirmaba el novelista Henry Miller. Lo importante para quien viaja es precisamente llegar al conocimiento. De manera que los viajes se convierten en una experiencia interior que transforma radicalmente al protagonista. Nunca es el mismo quien comienza que quien termina. Tanto la literatura como el cine han plasmado este concepto a través de estupendas historias. Tal es el caso de la Odisea de Homero, que puede considerarse como el primer viaje iniciático. Ulises es un hombre de acción que logra superar una auténtica carrera de obstáculos gracias al arma más poderosa que siempre ha existido y que no es otra que la inteligencia. Más tarde nos encontramos con una nueva obra maestra sobre este género de viajes: El Quijote. Aquí el ingenioso hidalgo cambia a lo largo de sus aventuras, haciendo que nos replanteemos la delgada línea entre la locura y el juicio. Por último hay que dedicar especial atención a una saga que ha marcado la Historia del cine. Estoy hablando de Star wars. En ella se produce una relación cuando menos curiosa entre héroe y villano, ya que hay un vínculo familiar directo. Darth Vader es padre de Luke Skywalker, lo cual aporta más tensión a la clásica lucha entre el Bien y el Mal. Uno de los momentos cumbres de la saga  es cuando el villano revela al héroe que es su padre. Es muy interesante también ver cómo intentan convencerse el uno al otro. El padre que tienta al hijo para ser atraído por el Lado Oscuro, como sucedió con él mismo de joven. Y el hijo, que quiere que el padre regrese al Lado luminoso de la Fuerza. El camino de Darth Vader es sin duda tortuoso y significativo, comienza en la Luz de la Fuerza, después cae en la oscuridad de la Fuerza y finalmente vuelve a la Luz.

El viaje que nos cambia

¿Hay alguien ahí? IV

Posted in Ciencia y tecnología, Misterio on 1 julio, 2017 by Jose A. Guijarro

Teniendo en cuenta las diferentes actividades y misiones que hoy están buscando, específicamente, pruebas de vida extraterrestre, puedo decir que estamos a punto de hacer uno de los descubrimientos más profundos y sin precedentes de toda la historia. Estas significativas palabras fueron pronunciadas recientemente por Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la NASA. Parece que la gran noticia que hemos esperado queda muy cercana. Sin embargo no se está hablando de civilizaciones extraterrestres, ni mucho menos de que hayan mantenido contacto en secreto con gobiernos de nuestro planeta, como defienden algunos teóricos de la conspiración. La realidad no es tan retorcida. Y es que la búsqueda de vida en otros lugares del universo tiene más probabilidades a nivel microbiano. Porque los científicos creen que la vida inteligente es escasa. Eso no excluye proyectos que están rastreando señales de otras posibles civilizaciones o el análisis de sistemas con planetas similares a la Tierra. Nadie discute que es solamente cuestión de tiempo encontrar vida extraterrestre. Lo más probable, como ya se decía antes, es que sea de clase microbiana. En nuestro propio sistema solar existen diversos lugares que son manifiestos candidatos. Por tanto en esa dirección apuntan las palabras del responsable de la NASA. Un descubrimiento que sería sin duda el más importante de la historia de la humanidad. Confirmaría la teoría que sostiene que la vida en nuestro planeta procede de fuera. Y abriría múltiples posibilidades para la ciencia. En definitiva, estamos buscando las respuestas a las preguntas fundamentales que siempre se ha hecho el ser humano, sobre nuestra propia naturaleza, así como sobre nuestro lugar en este inmenso y maravilloso universo.

Hay alguien ahí IV

La rebelión de las máquinas III

Posted in Ciencia y tecnología, Misterio on 21 junio, 2017 by Jose A. Guijarro

En cierto debate sobre Inteligencia Artificial un amigo, experto en el tema, advertía que esta ya se encontraba entre nosotros, manifestándose a través de las principales infraestructuras del planeta. Tal es el caso del proyecto científico DeepMind, una red que ha logrado superar al ser humano en pruebas de relación de imágenes complejas. Este sistema podría servir para entender redes sociales, analizar grabaciones de vídeo o guiar automóviles por el tráfico. Se trata de un primer paso hacia el razonamiento. Y no solamente las máquinas van camino de pensar como nosotros, sino que además obtienen en cada prueba mucho mejores resultados. La cuestión es que ante esta superioridad estamos delegando alegremente tareas que antes realizaban los humanos. De manera que las máquinas van tomando el control de nuestro planeta, sin hacer ruido, con toda la normalidad. La dependencia que tenemos de ellas es más que evidente. Estamos en un punto donde las nuevas tecnologías forman parte de nuestra vida cotidiana. Si esta Inteligencia Artificial llegara a rebelarse, no tendría muchos problemas en ganarnos la partida final, por decirlo de alguna forma. Espero que no nos extingamos, como les sucedió a los Neandertales cuando llegaron los primeros seres de nuestra especie, mucho más inteligentes. En cualquier caso las máquinas tendrán un papel fundamental en el futuro de la humanidad. En el siglo XIX el escritor Samuel Butler ya lo pronosticaba: ¿Quién será el sucesor del hombre? La respuesta es: nosotros estamos creando a nuestros propios sucesores. El hombre será a la máquina lo que el caballo y el perro son para el hombre; la conclusión es que las máquinas son, o se están convirtiendo en, un ser vivo.

La rebelión de las máquinas III

El misterioso origen de nuestra especie II

Posted in Ciencia y tecnología, Historia, Misterio on 14 junio, 2017 by Jose A. Guijarro

El descubrimiento de fósiles de Homo Sapiens en el yacimiento de Jebel Irhoud (Marruecos) ha confirmado lo que algunos ya intuíamos: nuestra especie es mucho más antigua de lo que se había afirmado. Y es que estos restos tienen la asombrosa edad de alrededor de 315.000 años. Aquellos humanos ya habían desarrollado tecnología, concretamente herramientas de piedra, que tallaban con suma habilidad y transportaban con ellos de un lugar a otro. Físicamente eran como nosotros, aunque su cerebro era diferente, ya que este órgano ha evolucionado a lo largo del tiempo. En este sentido Jean-Jacques Hublin, director de la investigación, señala que pensamos que, junto al cambio de forma, se produjo un cambio en la organización del cerebro […] La historia de nuestra especie es principalmente la historia de la evolución de nuestro cerebro. Esta circunstancia es por tanto fundamental, ya que nos distingue de las otras especies humanas. El verdadero salto evolutivo sucedió gracias a la inteligencia. Las diversas capacidades que nos llevaron a hablar, a pensar, a crear tanto arte como tecnología… Por ahora la ciencia no sabe en qué momento preciso sucedió ese maravilloso salto. Como hemos venido comprobando, cada hallazgo reescribe la historia de nuestra especie, y a la vez hace retroceder su origen. Entra dentro de lo probable que se encuentren fósiles más antiguos aún. Y eso nos hace especular sobre fascinantes teorías. Si el Homo Sapiens lleva tanto tiempo en este planeta, ha podido desarrollar en el pasado tecnologías más avanzadas de lo que siempre se ha pensado, cosa que explicaría muchos de los Ooparts y restos que no concuerdan con su época. Nuestro enigma continúa.

El misterioso origen de nuestra especie II

Fetichismo

Posted in Arte, Sicología on 27 mayo, 2017 by Jose A. Guijarro

¿Quién no ha sentido alguna vez atracción erótica por una parte del cuerpo de otra persona o un determinado objeto? Hasta no hace mucho se consideraban tabú todas estas prácticas fetichistas. Incluso algunos sicoanalistas las tachaban de manifestaciones perversas que provocan trastornos mentales. Por fortuna hoy en día la sociedad es más abierta y tolerante en cuestiones de sexo. El fetiche debe ser un medio y no un fin. En este sentido funcionaría como un complemento en las relaciones sexuales, aportando todavía más placer, que es precisamente el fin del cual hablaba. Como todas las cosas, depende del uso que hagamos. Si llega a convertirse en una obsesión, afectando nuestras relaciones y nuestra vida en general, estaremos cayendo indudablemente en un desorden de la mente. Asimismo esta clase de prácticas deben ser consentidas por todos sus participantes. Sobre todo en la dominación, que conlleva un respeto del dominador hacia el dominado, además de la necesidad de unos límites siempre tolerables. En cualquier caso, hay que entender el fetichismo como un medio que aporta intensidad y variedad a nuestras relaciones sexuales. La artista y modelo Venus O’Hara lo define así: Es la parte más inteligente del sexo. Es leer entre líneas. Una mente fetichista es inquieta, observadora, mira los detalles, cualidades que me atraen en otras facetas de la vida. Y es que este lado intelectual se ha manifestado brillantemente en el arte. No son pocas las películas o novelas en las cuales aparece alguna clase de fetiche. Forman parte de nuestras inolvidables fantasías. De manera que ante todo debemos disfrutar. Nuestro cerebro es inquieto por naturaleza, siempre buscando el placer a través de nuevas y alternativas formas.

Fetichismo

El misterioso origen de nuestra especie

Posted in Ciencia y tecnología, Historia, Misterio on 18 mayo, 2017 by Jose A. Guijarro

El hallazgo de nuevos restos de homínidos me ha hecho recordar la película En busca del fuego. En ella varias y diversas especies humanas coinciden en el tiempo. Si antes la idea resultaba más propia de la ciencia ficción, ahora se está demostrando que es bastante fiel a la Historia. El descubrimiento que comentaba se refiere al Homo naledi, una especie que se creía más antigua de lo que en realidad es. Tanto es así que estos homínidos convivieron con los primeros Homo sapiens –físicamente como nosotros–. Según Josep Corbella, periodista especializado en ciencia, significa, por lo tanto, que la visión tradicional de la evolución humana como un largo camino hacia la inteligencia es errónea o incompleta. No se trataría de una evolución escalonada, como nos han venido diciendo desde Darwin, sino más bien transversal. Las últimas investigaciones sostienen que descendemos de un antepasado común. Una línea de descendencia dio lugar a los simios y la otra a los humanos. Más tarde esta última línea se dividió en varias simultáneamente y no de forma gradual. De manera que hace unos 200.000 años coincidieron al menos 3 especies humanas. Una es el mencionado Homo Naledi, otra es el Neandertal y finalmente el Homo sapiens. Es posible, como sugieren algunos antropólogos, que existiera una cuarta especie en ese tiempo, los fósiles de la cual estarían por descubrir. De todas ellas solamente quedamos nosotros. Podría pensarse en una lucha que ganó la especie más inteligente. Sin embargo, sabemos que hubo relaciones sexuales entre especies, ya que los europeos tienen un porcentaje neandertal en el ADN. Lo mismo podría haber sucedido con el Homo naledi. En definitiva, el rompecabezas de la evolución humana se va completando y a la vez se vuelve más misterioso.

El misterioso origen de nuestra especie