Violencia pasiva

Posted in Filosofía, Sicología on 18 octubre, 2019 by Jose A. Guijarro

A propósito de los preocupantes disturbios que están sucediendo en mi amada ciudad, siento la necesidad de hacer una reflexión. No es mi intención entrar en cuestiones de ideologías ni de política. Solamente voy a analizar la violencia desde su lado más pasivo. Si hablamos sobre violencia en general, todos estaremos de acuerdo en su definición y ejemplos. Puede ser el caso de un individuo que lanza piedras contra la policía o que incendia contenedores de basura. Sin embargo no está tan claro de qué se trata la violencia pasiva. En esta clase incluiría a todos aquellos que, a través de sus palabras o bien a través de su silencio, promueven indirectamente cualquier acto violento. Como un determinado gobernante que todavía no ha condenado manifiestamente la violencia en su autonomía o un determinado político que ha propuesto, nada más y nada menos, que el estado de excepción como solución a este asunto. Asimismo es el caso de quienes, amparados por una supuesta libertad de expresión y pensamiento, escriben auténticas bombas en las redes sociales. Y es que las palabras son poderosas y pueden resultar por tanto perjudiciales dependiendo del uso que les demos. Es necesario que todos reflexionemos seriamente. Recupero aquí las palabras -estas siempre positivas e inteligentes- de Martin Luther King, activista por los derechos civiles: La violencia crea más problemas sociales que los que resuelve. Sin duda Barcelona, y por extensión Catalunya y España, se merecen algo mejor, otros gobernantes con voluntad de sentarse en torno a una mesa y solucionar este estado de cosas, otros medios de comunicación que no hagan propagandismo y simplemente informen, otra sociedad que deje de levantar muros, apostando por la convivencia y el respeto, otra actitud en definitiva.

Violencia pasiva

Anuncios

Odisea emocional

Posted in Ciencia y tecnología, Cine y televisión, Filosofía on 24 septiembre, 2019 by Jose A. Guijarro

Después de ver Ad astra me han venido a la mente un sinfín de reflexiones. Es sin duda de esas películas que no dejan indiferente. No es mi intención ni mucho menos hacer spoilers. Solamente me voy a centrar en un punto que me ha llamado poderosamente la atención: el paralelismo de esta narración con otra más antigua. Estoy hablando de La Odisea, de Homero. ¿Qué relación puede tener este poema épico sobre el famoso Ulises con una historia de ciencia ficción ambientada en el espacio? Pues lo cierto es que mucho. Para empezar el protagonista es un héroe. En el caso de Ad astra el astronauta brillantemente caracterizado por Brad Pitt. Y, como no puede ser de otra forma, hay un viaje. En este sentido, lo importante cuando se viaja no es lo exterior sino lo interior, y es que estos héroes comparten mucho más de lo que hubiéramos pensado. Tal como señala Joseph Campbell, escritor y experto en mitología: Cada uno seguimos un camino, cada uno vivimos nuestra propia aventura encontrándonos con todo tipo de desafíos, y las decisiones que tomamos nos hacen ser lo que somos. Esas decisiones nos pondrán a prueba y nos llevarán al límite. Al final, nos harán más fuertes de lo que nunca imaginamos. Esta transformación personal viene marcada por el conocimiento. Y es que el héroe, por encima de sus hazañas, no deja de ser un aprendiz. Las emociones y los sentimientos son fundamentales en este proceso de conocerse a uno mismo. De manera que el astronauta de la película no viaja en realidad por nuestro sistema solar, sino por los espacios de su propia conciencia como ser humano. Buscando en definitiva ser la mejor versión de sí mismo.

Odisea emocional

La Luna y sus mitos

Posted in Ciencia y tecnología, Historia, Misterio on 24 julio, 2019 by Jose A. Guijarro

Soy de quienes –como la inmensa mayoría, incluyendo científicos, ingenieros y otros expertos– creen que el ser humano ha llegado indudablemente a nuestro satélite. Por supuesto existen diversas y variadas pruebas que así nos lo demuestran, y que desmontan cada una de las teorías de la conspiración que cuestionan aquella hazaña histórica. Asimismo se habla –siempre por parte de los conspiranoicos– de datos que se nos han ocultado al respecto. Como el corte temporal en la retransmisión de la llegada, cuya causa nada tuvo que ver con los extraterrestres, sino que fue más vulgar de lo que pudiéramos imaginar. Tampoco había ruinas de una civilización procedente de otro lugar del universo, como un vídeo manifiestamente falso intentaba argumentar. Ni los militares norteamericanos lanzaron bombas nucleares. Por otro lado, algunos sostienen que la Luna es de naturaleza artificial, incluso la llegan a asociar con la famosa Estrella de la Muerte, de la saga cinematográfica Star Wars. De hecho el reciente descubrimiento de una enorme masa metálica bajo la superficie del satélite les ha dado más alas. Nada más lejos de la realidad. La hipótesis científica es que son rastros del impacto del asteroide que generó el cráter en el cual se halla. De manera que nada de bases secretas. Ni militares ni extraterrestres. En definitiva, hay opiniones y teorías para todos los gustos, forman parte de nuestras creencias y son tan diversas como lo somos cada uno de nosotros. En este sentido es muy interesante lo que decía el filósofo David Hume: …La propensión habitual de la humanidad hacia lo maravilloso, y que aunque esta inclinación pueda, en ciertos intervalos, ser frenada por el saber y por sentido común, no puede radicalmente extirparse de la naturaleza humana.

La Luna y sus mitos

¿Es ‘Oumuamua extraterrestre o natural?

Posted in Ciencia y tecnología, Misterio on 8 julio, 2019 by Jose A. Guijarro

Desde octubre de 2017 ‘Oumuamua viene representando un auténtico misterio para todos los astrónomos. Recordemos que se trata del primer objeto de fuera del sistema solar que ha sido detectado hasta el momento. Se habían barajado diversas y variadas hipótesis para intentar explicarlo. Incluso una de ellas, propuesta por el científico Avi Loeb, lo relaciona con una nave extraterrestre. Pues bien, una reciente investigación pretende rebatir esta teoría, apostando por un origen simplemente natural. Según estos científicos, Oumuamua es de color rojo y probablemente tiene una forma alargada. Asimismo, tiene un patrón de giro extraño, muy similar al de una botella que rueda por el suelo. Aún no habíamos visto nada similar. En este sentido, Matthew Knight, coautor del estudio, afirma que la hipótesis de la nave extraterrestre es una idea divertida, pero nuestro análisis sugiere que hay una gran cantidad de fenómenos naturales que podrían explicarlo. Se consideraron una serie de mecanismos por los cuales ‘Oumuamua podría haber escapado de su sistema planetario. Por ejemplo, el objeto podría haber sido expulsado por un planeta gigante de gas que orbita en torno a otra estrella. Según esta teoría, Júpiter puede haber creado de esta forma la nube de Oort, una enorme capa de objetos pequeños en el límite exterior de nuestro sistema solar. Algunos de esos objetos pueden haberse escapado de la influencia de la gravedad del Sol para convertirse en viajeros interestelares. Estos investigadores creen que gracias al Gran Telescopio para Rastreos Sinápticos, que entrará en funcionamiento en 2022, serán capaces de observar muchos más objetos como Oumuamua. Podrán comenzar a ver un nuevo objeto cada año. Ahí es cuando comenzarán a saber si es extraño o común. Si encuentran varios, tendrán que replantearse sus teorías.

Es 'Oumuamua extraterrestre o natural

Mutando con los móviles

Posted in Ciencia y tecnología, Misterio on 25 junio, 2019 by Jose A. Guijarro

Millones de años de evolución han hecho que seamos tal como somos. Las mutaciones en nuestro cuerpo siempre habían estado asociadas con la capacidad para adaptarnos al medio. Sin embargo ahora son las nuevas tecnologías las que están haciendo que cambiemos físicamente. Sobre todo con el uso, y abuso, de los móviles. Porque como siempre digo, el problema no es la tecnología, sino el uso que hacemos de ella. Y, por desgracia no siempre sacamos el mejor partido y acaba convirtiéndose en un problema incluso para nuestra salud. En este caso se trata de un extraño hueso justo encima del cuello, en la base del cráneo. El fenómeno ha sido descubierto por un equipo de investigadores de la Universidad de Sunshine Coast, en Australia. Se ha denominado como “protuberancia occipital externa”. Mediante radiografías se descubrió que los adolescentes y jóvenes son los que más padecen este fenómeno. Concretamente con radiografías de la columna cervical lateral de personas entre 18 y 30 años de edad se identificaron 218 casos. El problema afecta más a los hombres que a las mujeres. Este Al mirar móviles o tablets, el cuello debe colocarse en una posición no natural para mantener la cabeza en su lugar. La cabeza humana pesa alrededor de 4,5 kilos y la inclinación hacia adelante para ver las pantallas de los dispositivos provoca una exigencia adicional al cuello. En este sentido, David Shahar, doctor y autor principal de la investigación, señala que Mantener esta posición por periodos prolongados de tiempo puede aumentar la presión en la coyuntura donde los músculos del cuello se adhieren al cráneo, y es probable que el cuerpo responda creando nuevos tejidos óseos, lo que origina a esa protuberancia.

Mutando con los móviles

¿Hay otra Tierra en otro sistema planetario?

Posted in Ciencia y tecnología, Misterio on 19 junio, 2019 by Jose A. Guijarro

Siempre hemos tenido la necesidad de saber que no estamos solos en este universo. Y los astrónomos vienen sondeando las oscuras inmensidades con sus telescopios, tras planetas con características similares a la Tierra y, por tanto, candidatos a albergar cualquier clase de vida. Es cierto que se trata de una búsqueda limitada, ya que la vida extraterrestre no tiene por qué ser como la de nuestro planeta, de hecho podría ser completamente distinta. De todas maneras buscamos aquello que conocemos y por algún lugar había que comenzar. Con el ambicioso objetivo de encontrar e incluso fotografiar otras posibles Tierras en el sistema Alfa Centauri –el más cercano al Sistema Solar– ha arrancado el nuevo instrumento en el VLT (Very Large Telescope) del Observatorio Europeo Austral. Se denomina NEAR (Near Earths in the AlphaCen Region) y está destinado exclusivamente a rastrear planetas candidatos en ese sistema. El proyecto está apoyado por Breakthrough Watch. En este sentido, Olivier Guyon, responsable científico de esta iniciativa, afirma que NEAR es el primer y (por el momento) único proyecto que podría obtener imágenes directas de un exoplaneta habitable. Marca un hito importante. Asimismo se está construyendo un instrumento especial, un coronógrafo, diseñado para bloquear la mayoría de la luz proveniente de las estrellas y optimizado para captar la luz infrarroja emitida por la superficie caliente de un planeta. Este instrumento crea una especie de eclipse artificial de la estrella seleccionada, bloqueando su luz y permitiendo la detección de objetos cercanos mucho más débiles. El coronógrafo será capaz de buscar marcas de calor similares a las de la Tierra, que absorbe la energía del Sol y emite en el rango de longitud de onda del infrarrojo térmico.

Hay otra Tierra en otro sistema planetario

La música de las arenas

Posted in Lengua y literatura on 17 junio, 2019 by Jose A. Guijarro

Poema escrito por Mary B. González y recitado por Javier Belmar en el programa Otros Mundos. Espero que os guste.

 

La música de las arenas